Motorclan


PUBLICIDAD

Infiniti G25 2012, economía y lujo a cualquier precio

Escrito por el 25/05/2012 en Infiniti

 

Marcas como Infiniti construyeron sus imperios convenciendo al mundo de que la insignia en el capó no debería importar tanto como los huesos por debajo, pero en el cuadro de los vehículos importados desde Japón en el segmento de marcas de lujo, no es el único grupo de tráfico que captura los euros y los dolares en estos días. Los fabricantes de Kia a Volkswagen vienen ahora con un sin fin de amenidades de alto lujo. Incluso los humildes Ford Fiesta se ofrecen a los compradores de alta calidad con asientos de cuero y con la tecnología suficiente para poner el subcompacto en órbita geoestacionaria.

Las marcas europeas como BMW y Mercedes-Benz se conocen por un pedigrí superior, cualidad que el nuevo Infiniti parece querer imitar a toda costa y a cualquier precio. Con el modelo 2012 vemos que se ha convertido en un maestro de ese algo especial, ofreciendo a sus clientes un estilo elegante, interiores bien diseñados, tecnología innovadora y una experiencia de conducción excepcional; además, el Infiniti G25 busca agregar el ahorro de combustible como un artículo superior en la lista, pero ¿puede hacerlo sin perder su esencia de lujo?

Sedán de lujo

Con echar un vistazo a la escotilla G25 en la calle, es fácil confundirla con su gemelo más potente, el G37 sedán.

Hay poca diferencia entre los dos modelos. Estéticamente guardan las opciones de ruedas y los dos dígitos de la nomenclatura, y eso es una buena cosa. A pesar de su edad, el actual diseño del sedán G sigue siendo fresco, atractivo. Los compradores que buscan la arrogancia de la línea G, con un coste operativo más bajo detrás del volante, tienen aquí un buena alternativa de cinco plazas.

Flato de interior

La fascia delantera ‘agresiva’, se mantiene en el modelo de menor cilindrada al igual que los faros HID proyectados al frente. El G25 incluso lleva las mismas salidas de escape dobles ovales que el G37, así que básicamente, es como un clón de la máquina pero mucho más musculoso.

En el interior, el Infiniti 2012 ha hecho un nombre por sí mismo a través del diseño y la ejecución de algunas de los mejores habitáculos en el segmento, al menos en los modelos más recientes, como el EX35 y el QX56, desafortunadamente el G25 no es uno de ellos… Mientras que el resto de la familia ofrece cuadros de mando cubierto de cuero acolchado, madera de lo más fina y acentos de metal cepillado, el G25 2012 pierde todas estos extras en su último modelo. Aún así, conserva los indicadores, controles de clima y otros interruptores sin olvidar mencionar un pantalla LCD de siete pulgadas que curiosamente carece de una interfaz táctil y cuenta con gráficos de incierto en el mejor de los casos.


PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook