Motorclan


PUBLICIDAD
BMW

BMW M4 Cabrio, descapotable y coupé a la vez

Escrito por el 18/04/2016 en BMW

bmw-m4-cabrio

Poco a poco se acerca el buen tiempo y no hay mejor momento del año para disfrutar de la conducción y mucho más si se hace en un modelo descapotable. En el mercado hay muchas propuestas diferentes, pero ninguna como el BMW M4 Cabrio, un coche que no tiene absolutamente nada que envidiar a ningún otro, con unas prestaciones a toda prueba y con la indiscutible calidad de la firma alemana.

Su aspecto llama la atención desde el primer momento, con sus notables nervios en el capó que le dan un aire 100% deportivo, los retrovisores exteriores dotados de doble soporte o las llantas de 18 o 19 pulgadas así como las tomas de aire frontales, haciendo de este BMW M4 Cabrio un auténtico capricho.

Mecánica

Decir que este modelo es como cualquier otro descapotable sería cuanto menos una herejía porque no hay más que ver sus características mecánicas y rendimiento y darnos cuenta inmediatamente que no es un coche más.

El BMW M4 Cabrio cuenta con un motor de seis cilindros en línea y doble turbo que rinden nada menos que 431 caballos de potencia y 550 Nm de par. Su aceleración de 0 a 100Km/h se hace en 4,4 segundos y  el consumo de combustible es de 9,1 litros para el modelo con cambio manual y de 8,7 litros para la versión con caja automática de doble embrague.

Diseño

Tanto las aletas delanteras como el capó están fabricadas en aluminio, material que también veremos en otros puntos para aligerar el peso total del vehículo, del que hay que decir que pesa 200 kilos más debido al mecanismo del techo rígido con el que cuenta, pero que se ha visto compensado en otros puntos y no se nota en su desempeño por carretera.

Si hablamos de su capota rígida hay que destacar que es abatible en tres partes, repitiendo la fórmula que se había puesto en marcha en el modelo de Serie M3 Cabrio, dejando de lado la capota de lona, aumentando al máximo el aislamiento acústico y también el térmico en los días de más frío, lo que hace que se convierta en un más que interesante coupé. Con solo pulsar un botón pasaremos de conducir un coupé o un descapotable en tan solo en 20 segundos, algo que se puede hacer incluso en movimiento, aunque en velocidades menores a 18Km/h.

Otra de las muchas características de este modelo es su equipamiento. Además del que viene de serie se puede elegir entre una gran gama de opciones que nos permitirán personalizarlo como queramos, con toda la conectividad y entretenimiento que queramos, pero siempre con la seguridad que abandera a esta firma.

Estilo, potencia, seguridad y toda la tecnología se han reunido en este modelo, uno de los más aclamados de BMW. Y tú… ¿quieres un descapotable o un coupé? ¿Por qué no elegir los dos a la vez?


PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook